Discriminacion

En Colombia, desde donde escribo este blog, han sido noticia en los últimos días las declaraciones de la señora Maria Luisa Piraquive, fundadora de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo internacional (en serio, así se llama) en el sentido de que las personas con algún tipo de discapacidad no deben subir al púlpito de su “iglesia” porque, en resumen, eso se ve mal.

Un acto discriminatorio de éste calibre normalmente no causaría mucho alboroto; pero en este caso hay un ingrediente importante: la señora Piraquive es madre de la senadora Alexandra Moreno Piraquive. Además, y aún más grave, en el video la acompaña en Senador Carlos Baena, Pastor General de la “iglesia”, Senador de la República y co-autor de la Ley Antidiscriminación.

Hacer un inventario de la cantidad de cosas que están mal en ésta historia, resultaría largo e inútil. Lo que sí creo puede resultar interesante, es una conclusión a la que llego tras “masticar” un poco más los hechos.

A lo largo de la mañana, éste tema fue central en el programa de La W Radio. Me sorprendió que muchas personas, enceguecidas por la fé y la doctrina, llamaron a la emisora a decir que la Herman María Luisa tenía toda la razón porque “bla bla bla” (intencionalmente omito las estúpidas referencias bíblicas). Claramente, la hermana Maria Luisa, su hija Alexandra, el Senador/Pastor Baena y muchos miembros de la Iglesia Internacional Corporativa Internacional de Jesucristo Fantástico Super Poderoso y Genial (o como se llame) está mal de la cabeza – pero en realidad, todas las religiones están igual de mal (si no peor).

Y me centro en la grave falta que cometió la ilustre Hermana, líder de la Iglesia Sensacional de Jesucristo Ficcional y Monumental: DISCRIMINÓ!

La palabra “Discriminar” viene del latín “discriminare“, que significa “marcar la separación” (http://etimologias.dechile.net/?discriminacio.n)

Todas las Iglesias discriminan, y por eso todas son una mierda. Todas las Iglesias se creen dueñas de la verdad – verdad incuestionable e incontrovertible – que garantiza la entrada al Paraíso. Todas las Iglesias (en especial sus pastores, jerarcas, evangelizadores, etc) no sólo profesan ésa verdad, sino que señalan y discriminan constantemente, a veces con vulgar condescendencia y otras veces con odio visceral, a los infieles (en el sentido religioso). Todas las Iglesias “marcan la separación” entre “nosotros los que nos vamos a salvar” y “ellos, los que arderán en el infierno”.

Todas las Iglesias discriminan, y todos los que pertenecen a ellas (fieles y jerarcas) lo hacen, ya sea por acción o por omisión.

20140116-214705.jpg

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

El Plan de dios

Este texto me lo encontré en Facebook.  Es una de las idioteces más grande que he leído en los últimos tiempos y me pareció interesante compartirlo.  Aunque los comentario sobran,  hago uno al final para que esto no se quede en un simple “copy-paste.”

Me: God, can I ask You a question?

God: Sure
Me: Promise You won’t get mad
God: I promise
Me: Why did You let so much stuff happen to me today?
God: What do u mean?
Me: Well, I woke up late
God: Yes
Me: My car took forever to start
God: Okay
Me: at lunch they made my sandwich wrong & I had to wait
God: Huummm
Me: On the way home, my phone went DEAD, just as I picked up a call
God: All right
Me: And on top of it all off, when I got home ~I just want to soak my feet in my new foot massager & relax. BUT it wouldn’t work!!! Nothing went right today! Why did You do that?
God: Let me see, the death angel was at your bed this morning & I had to send one of My Angels to battle him for your life. I let you sleep through that
Me (humbled): OH
GOD: I didn’t let your car start because there was a drunk driver on your route that would have hit you if you were on the road.
Me: (ashamed)
God: The first person who made your sandwich today was sick & I didn’t want you to catch what they have, I knew you couldn’t afford to miss work.
Me (embarrassed):Okay
God: Your phone went dead because the person that was calling was going to give false witness about what you said on that call, I didn’t even let you talk to them so you would be covered.
Me (softly): I see God
God: Oh and that foot massager, it had a shortage that was going to throw out all of the power in your house tonight. I didn’t think you wanted to be in the dark.
Me: I’m Sorry God
God: Don’t be sorry, just learn to Trust Me…. in All things , the Good & the bad.
Me: I will trust You.
God: And don’t doubt that My plan for your day is Always Better than your plan.
Me: I won’t God. And let me just tell you God, Thank You for Everything today.
God: You’re welcome child. It was just another day being your God and I Love looking after My Children…

Esta lógica me daría a entender que dios tiene hijos a los que quiere más que a otros; ¿No era más fácil evitarle al borracho su condición de borracho, y al enfermo la enfermedad?  

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Y no quiero

En mi primera entrada en este blog, expliqué el por qué de su título “noseperonocreo”. Si están leyendo esta entrada, y no han leído las anteriores, lo explico acá nuevamente: respecto a la existencia de dios, no sé si existe, pero tiendo a no creer que exista.

Esta semana he decidido, después de mucho análisis, que me falta una tercera parte:

no quiero

Es decir, no quiero que exista; no quiero que el día de mañana se abran los cielos y baje el “señor” a hacer su juicio final, no quiero morirme y de repente encontrarme a su lado.

Y no es que no quiera por temor a que pueda tomar “represalias” en mi contra por lo que pienso, por lo que digo y por lo que escribo en este blog. Si tuviera miedo, le haría caso a la Apuesta de Pascal y simplemente iba a misa todos los domingos para dejar cubierto este tema.

La razón por la que no quiero que exista es porque no lograría entender cómo el dios que se dice ser amor puro deja morir de hambre a miles de niños todos los días; no lograría entender
jamás como ese dios de amor permitió las atrocidades que en su nombre se han cometido desde que la humanidad tiene memoria; no me cabría en la cabeza cómo un dios misericordioso somete a niños inocentes al abuso sexual por parte de tantos de sus emisarios en la tierra. No entendería el sida, el cáncer, los desastres naturales, las hambrunas, los dictadores, las guerras ni los asesinos en serie.

Podría seguir escribiendo todas las cosas que suceden y no creo que sean compatibles con un dios misericordioso, pero creo que ya expuse la idea.

Si dios viene a la tierra mañana, o me muero y me encuentro con él en el paraíso (o me manda al infierno…) me confirmaría, en palabras de Hitchens, que “dios no es bueno”.

Creo que ninguna de las cosas “malas” que mencioné antes está relacionada con dios; creo que son actos de la naturaleza y actos de la maldad del hombre.

20130213-061422.jpg

Deja un comentario

Archivado bajo Apuesta de Pascal, ateo, catolicismo, fantasía, fe, libre albedrío

Esperando…

esperandoSegún yo entiendo, la Biblia es la palabra de Dios y la base fundamental del catolicismo.  Entiendo también, por lo que recuerdo de mis clases de religión, que todo lo ahí consignado hace parte de las enseñanzas de Dios y que uno debe comportarse acorde con lo que ahí enseñan.
Vine a descubrir, ya adulto, muchas partes de la Biblia que no enseñan en los colegios ni mencionan en las iglesias, tales como:
  • Éxodo 21:7    “Si un hombre vende a su hija como esclava, ésta no recuperará su libertad como hace cualquier esclavo.”
  • Levítico 15:19-24      “La mujer que ha tenido sus reglas será impura por espacio de siete días, por ser un derrame de sangre de su cuerpo. Quien la toque será impuro hasta la tarde.  Todo aquello en que se acueste durante su impureza quedará impuro, lo mismo que todo aquello sobre lo que se siente.  Quien toque su cama deberá lavar sus vestidos y luego bañarse, y permanecerá impuro hasta la tarde…”
  • Levítico 21:20    “Ninguno de tus descendientes que tenga defecto físico deberá acercarse jamás a su Dios para presentarle la ofrenda de pan.  En efecto, no deberá acercarse nadie que tenga algún defecto físico: ninguno que sea ciego, cojo, mutilado, deforme, lisiado de pies o manos,  jorobado o enano; o que tenga sarna o tiña, o cataratas en los ojos, o con los testículos aplastados”
Me cuesta trabajo entender  cómo una persona puede “adherir” o creer sólo en las partes “bonitas” de unas enseñanzas y hacer caso omiso de las partes “feas”.  Personalmente, yo no puedo formar parte de una comunidad (religiosa, educativa, social, empresarial, etc) que no es transparente en sus enseñanzas, o que omite las anteriormente mencionadas “partes feas”.
Esta no es la primera vez que expongo esta situación; ni tampoco es la primera vez que mi interlocutor simplemente le da la espalda a mis argumentos y me deja hablando sólo. Es más, hasta ahora nadie me ha sabido contestar estas inquietudes, lo cual me da pie para pensar que tengo la razón.
Cada vez que expongo esta situación, me parece como si estuviera hablando con un niño chiquito que cierra los ojos en la parte fea de la película, porque cree que le daña las partes lindas.
Me pregunto si es posible que aparezca un católico que esté dispuesto a responder éstas inquietudes.  Y no puedo enfatizar suficiente que lo que quiero no es que me digan que Jesús dijo esto, que Jesús dijo lo otro.  Lo que estoy buscando es que alguien me diga cómo puede ser parte de una organización hipócrita (y si no cree que es hipócrita, que me exponga sus motivos).
Traté hace un par de días de iniciar ésta conversación con un católico “súper católico”, pero me dijo que no tiene tiempo porque anda muy ocupado respondiendo preguntas que otros le hacen sobre su fé.
Acá seguiré esperando…

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Una choza deshabitada

ImageHoy en la mañana me desperté y prendí las noticias, como todos los días.  Puse el canal RCN y me encontré con una noticia que tiene devastado al mundo cristiano.  El Papa Benedicto 16 anunció en su nuevo libro que cuando nació Jesús, no había en el pesebre ni ovejas, ni bueyes, ni vacas, ni cabras.

Esta reveladora noticia ha suscitado un intenso debate entre la feligresía católica, que se rehusa a botar a la basura a los adorables y usualmente gigantescos animales que decoran sus pesebres navideños.

Yo personalmente creo que Jesús no existió, mucho menos que nació de una virgen, ni que la fueran a visitar los ficticios tres reyes magos. Sin Jesús, María y los Reyes, José no tenía nada que hacer en el pesebre; así que en mi mente sólo había una rústica estructura con algunos animales protegiéndose del frío.

Este infalible anuncio papal desaparece del pesebre a los únicos seres creíbles de la historia, y lo convierte en una simple choza deshabitada.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

La paja en el ojo ajeno

Este aparte lo copié del artículo de Wikipedia sobre los “Pecados Capitales”

El 10 de marzo de 2008, el regente del Tribunal de la Penitenciaría Apostólica del Vaticano, cardenal Gianfranco Girotti, presentó la siguiente lista, que ha sido divulgada ampliamente por los medios de comunicación, con la denominación de pecado social o nuevos pecados capitales:
1 – Realizar manipulaciones genéticas.
2 – Llevar a cabo experimentos sobre seres humanos, incluidos embriones.
3 – Contaminar el medio ambiente.
4 – Provocar injusticia social.
5 – Causar pobreza.
6 – Enriquecerse hasta límites obscenos a expensas del bien común.
7 – Consumir drogas.

Creo, no sé, pero creo, que en el 4,5 y 6 a los señoritos del vaticano les va como mal. Explico por qué:

Cuando la iglesia le enseña a la gente en África que usar un condón es un pecado, y la gente que no tiene para alimentarse trae al mundo 6 hijos con SIDA, contribuye innegablemente a la injusticia social y al incremento de la pobreza.

Cuando el señor benedicto se viste en sus trajes de seda (porque el papa solo se viste de seda, tal como su maestro jesús lo indicó en el libro de…. un momento, en ninguna parte dice que el papa se debe vestir de seda) está gastándose unos cuantos miles de euros que estarían mejor invertidos en comida o remedios para los niños de África – o en condones para que no nacieran estos niños que solo tienen como destino el sufrimiento.

Cuando el papa se viste se seda, se manda a hacer cetros de oro y demás loberas dignas de esposa de narco, se está enriqueciendo hasta límites obscenos a expensas del bien común.

Ah, y está el tema de la banca vaticana, pero mejor dejo así, no vaya a ser que me manden un monje asesino a que me “silencie”.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Inception

En esta semana que acaba de pasar tuve la oportunidad de contrastar dos extremos opuestos que nunca dejan de sorprenderme. Estuve de vacaciones con mi esposa y mi hij@ en los Estados Unidos, y la segunda parte del viaje fue en el estado de Virginia. Este es uno de los estados del “sur”, que son los más conservadores y cristianos. El pueblo en que estuve tiene solo 150 habitantes, pero cuatro iglesias…

Al mismo tiempo que estaba en esta zona salió en las noticias el “descubrimiento” del Bosón de Higgs, o la irónicamente denominada “partícula de dios”. Esta partícula, nombrada en honor a un físico inglés (Higgs) que predijo su existencia en la década de los 60, se pudo ver gracias al Gran Colisionador de Hadrones, un laboratorio subterráneo de 27km de diámetro que envía partículas en direcciones opuestas a la velocidad muy cercanas a la de la luz. Cuando las partículas colisionan de frente, se producen los bosones de Higgs, que, palabras más palabras menos, son las partículas que dieron origen al universo hace cerca de 18mil millones de año (¡18.000.000.000!).

Tuve también en la semana tiempo de visitar el Museo Nacional de Historia Natural y el Museo Aeroespacial en Washington. El primero es un homenaje a la Evolución – desde los organismos unicelulares hasta el homo sapiens; y el segundo tiene una película impresionante sobre el orígen del universo – el Big Bang, el nacimiento y muerte de ñas estrellas, en fin.

Me sorprende que a pesar de la irrefutable evidencia científica, tanto de la Evolución, como del Big Bang (Bosón de Higgs) haya aún personas que no están dispuestas a aceptar que descendemos del mono – ni hablar de que unos millones de años antes éramos renacuajos.

¿Qué hay la mente del ser humano que le impide reconocer y aceptar esta evidencia? Mi conclusión es que hay ignorancia, pero no la ignorancia por no saber, sino la ignorancia intencionalmente difundida e implantadapor organizaciones que no están dispuestas a perder su inmenso poderío económico (basta con ver los escándalos recientes de la Banca Vaticana) ante la incontrovertible evidencia de que todo lo que profesan es falso.

Deja un comentario

Archivado bajo Evolución vs. Creación, fe ciega